Sígueme por Email

lunes, 24 de junio de 2019

CARTUJA NUESTRA SEÑORA DE LAS FUENTES

El fin de semana pasado estuvimos por Los Monegros, no muy lejos de Sariñena, en La Cartuja de Monegros más exactamente, un pueblo de colonización. Muy cerca está el Monasterio cartujo que da nombre al pueblo, la Cartuja de Nuestra Señora de las Fuentes, también conocida como la Cartuja de Monegros. Se trata de un edificio barroco del siglo XVIII que es privado y en el que destacan las pinturas religiosas de fray Manuel Bayeu, hermano de Francisco Bayeu y cuñado de Goya. La decoración mural (más de 250 composiciones de pintura al fresco) fue llevada a cabo por este religioso entre 1770 y 1780.

La mayor parte del edificio está en muy mal estado. Algunas salas no tienen ni siquiera luz. La visita es gratuita. Los guías nos mostraron unas monedas de la época. Si estáis por la zona, yo creo que merece la pena darse una vuelta por allí.





























lunes, 17 de junio de 2019

INSECTOS

Voy a colgar en una entrada aparte algunas fotos de insectos que he hecho haciendo fotos de flores, muchos de ellos ni los había visto a simple vista que estaban en las flores.

Mariposa


























viernes, 14 de junio de 2019

MACROFOTOGRAFIA DE FLORES


            Hay dos cosas que me encantan de la macrofotografía de naturaleza. Una de ellas es común a la fotografía de naturaleza o de paisaje: el contacto con la naturaleza misma. El olor de las plantas y el de la hierba cuando estoy tumbado en el suelo buscando una perspectiva diferente o un punto de vista nuevo, la caricia del viento en la cara, la quietud, el silencio a veces... Es como una experiencia meditativa donde uno está consigo mismo y en completa comunión con el entorno. Por eso hay veces que conseguir buenas fotos es lo de menos. Estar ahí y ser consciente de todo eso ya es un regalo. ¡Si además salen fotos buenas, aún mejor!
         La otra es que la macrofotografía nos permite ver una realidad que se escapa a nuestros ojos. Gracias a ella podemos acceder a esa micro vida y a esos detalles, texturas y formas que están ahí y que nuestros ojos no pueden captar a simple vista.
Ayer estuve dando un paseo con la cámara, el objetivo macro y los tubos de extensión. Y aunque hacía viento (que es un mal amigo de la fotografía macro en exteriores), hice algunas fotos.