Sígueme por Email

martes, 10 de diciembre de 2013

LA ESPERADA VISITA DE LA NIEBLA

Llegó la niebla al valle del Ebro. Y, como todos los años, tiene pinta de llegar para quedarse una semana o dos. Me gusta ese carácter fantasmagórico y misterioso que la niebla confiere a las ciudades. Es algo irreal, como de cuento. Por unos días tenemos la impresión de vivir en Winterfell o en Sleepy Holllow. En Valdespartera la niebla es especialmente densa en relación a otros barrios de la ciudad. Me encanta pasear por las desérticas calles del barrio en estos días de invierno, descubrir nuevos encuadres a la vez que siento el frío en la cara y la nostalgia de quien ama el silencio y lo puede degustar paciente, sin prisas, en la quietud de la noche.




























No hay comentarios:

Publicar un comentario